Palabra de Dios, La

Ustedes, cada uno, son un Rayo precipitado desde el Corazón de Dios. Esta es la verdera naturaleza de su ser. Ustedes no... [Seguir leyendo]

9788479102173

Nuevo

12,00 €

Añadir a mi wishlist

Ustedes, cada uno, son un Rayo precipitado desde el Corazón de Dios. Esta es la verdera naturaleza de su ser. Ustedes no están estancados. No hay obstrucción del flujo de la Energía de Dios que circula desde la Primera Causa Universal hacia abajo, dentro de su corazón y hacia afuera, desde dentro de sus mundos hasta su periferia, y luego regresa nuevamente hacia dentro de sus propios seres, emociones, mentes, cuerpos etérico y físico, hasta que el círculo haya sido completado. Esto está siempre en movimiento constante.
La Ley de la Vida está basada en la ciencia de dar y recibir. En el lenguaje científico se le llama la fuerza centrífuga y centrípeta.
Para comprender la unificación de la ciencia y la religión, la clave es que la parte elemental que las compone, en realidad se desarrolla mediante la Ley de Evolución en el Reino Elemental. De ese modo los científicos saben algo de la Verdad de esa Ley, y la aplican a la estructura física. Naturalmente la religión se vuelca más al aspecto Espiritual y del desarrollo Divino a través deesa estructura carnal. Ambas, seguro que son correctas. Ustedes son una naturaleza dual en el momento presente, con la predominancia ahora, hacia la manifestación del Ser Divino, irradiando a través de la estructura carnal, y soltando los conceptos de carencia, para perfeccionar la estructura carnal, hacia dentro de un Ser de Luz. Eso llegará posteriormente, en el momento exacto de la Ascensión cuando la Estructura Elemental que les ha servido a ustedes tan bien, sea recogida hacia dentro de su Propio Estado Elemental Ascendido.

Paginas256
Formato15 x 21
EncuadernacionRústica
ISBN9788479102173

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Palabra de Dios, La

Palabra de Dios, La

Ustedes, cada uno, son un Rayo precipitado desde el Corazón de Dios. Esta es la verdera naturaleza de su ser. Ustedes no... [Seguir leyendo]

Escribe tu opinión

Productos relacionados